literatura infantil

MATILDA

Badajoz 3 de enero de 2021

Estimados lectores, ahora tengo muy poco tiempo para escribir porque estoy trabajando como inspectora de educación . Cómo anuncié, esta web ha dado un giro para lanzar miradas sobre educación pero no exclusivamente hacia lo relacionado con altas capacidades sino en relación a cualquier realidad educativa que yo pueda conocer. No obstante, esta vez, vuelvo al tema por el que empecé con este blog.

Hace un par de años escribí la entrada Juegos Navideños para niños y adultos que de vez en cuando actualizo por Navidad, como ahora tengo aún menos tiempo, al menos puedo recomendar algún regalito de los de siempre. Especialmente para aquellos niños que aún no les gusta mucho leer por placer, y solo lo hace por obligación, les recomiendo este libro.

Aunque se que muchos lo conoceréis, escribo esta pequeña y sencilla entrada porque me llamó la atención que apareciese como actividad en un libro de texto de una determinada editorial de Lengua Castellana de primaria. Está es una de las tareas que tienen que hacer todos los niños de la clase de uno de mis hijos estas vacaciones, la actividad es, de la sección SABER MÁS del libro de Lengua de primer trimestre: leer un libro. Se proponen actividades antes , durante y después de la lectura. Y el libro que propone la editorial y que la profesora ha decidido incluir en su programación es, MATILDA.

Me pareció interesante que, al estar de vacaciones todos en casa y ya que no nos dejan este año viajar ni salir mucho, participara también de esta “tarea” la hermana pequeña en lectura compartida y les está gustando mucho. Les parece muy divertido. Uno tiene 11 años y la otra 6. No hay limitaciones de edad, ni agrupamientos por edad, ni gamificación, ni tecnología, ni robótica … solo colaboración familia – escuela y lectura en familia. Los materiales son el libro de Roald Dahl , el libro de texto, las ilustraciones de Quentin Blake folios… colores…. y pinturas también, ya que a la pequeña le encanta dibujar. Eso si, la lectura compartida de dos hermanos con unos padres que últimamente no les pueden dedicar tiempo, y la temática del libro con sus toques de humor, cuentan a favor a pesar de que a ninguno de ellos les gusta mucho leer.

Es curioso cómo en un análisis no muy profundo de este libro, se nos vienen a la memoria situaciones que han sido demostradas por la investigación relacionada con los niños mas dotados y sus vivencias en las escuelas. El libro habla del caso de una niña espectacular que entraría dentro del concepto superdotación incluso prodigio que, además mas adelante en el libro muestra otro tipo de “poderes”. Esto pasa siempre o casi siempre que analizo una película que trata de este tema, puesto que se tiende a elegir aquellos casos que son mas agradecidos con la filmografía y la literatura y no aquellos otros miles de niños superdotados que pasan desapercibidos en las escuelas y que incluso llegan a fracasar académicamente en parte, porque nadie hizo nada a tiempo.

Aunque no siempre, Los signos de alta dotación intelectual a menudo se pueden ver temprano en la vida de un niño o una niña. Matilda es representada como una niña extremadamente precoz y avanzada, hablando perfectamente a los 18 meses, leyendo a los 3 años y multiplicando números de dos dígitos en su cabeza a los 5 años. A lo largo del texto se pueden ver muchas muestras de su inteligencia no solo en lo académico sino también en su capacidad de empatizar con los problemas de la profesora o en su ingenio a la hora de planificar los “castigos” que reciben sus padres. Estos niños y niñas con alta dotación, a menudo tienen un fuerte sentido de ética y moralidad. Matilda no está de acuerdo y critica a sus padres cuando le habla de engatusar y engañar a sus clientes. Establece una trama o plan para sus padres cuando son malos con ella intentando lograr un equilibrio en una situación injusta. También es altamente sensible y se enfada especialmente ante situaciones en las que se le acusa de algo que ella u otros no hicieron.

Matilda Wormwood es una niña sumamente brillante. Sin haber cumplido los cinco años, ya había desarrollado habilidades increíbles para su edad, leído a numerosos autores y atesorado asombrosos conocimientos. ( conceptos : alta dotación intelectual / niña prodigio / superdotación ). No obstante hay que decir que no todos los niños “superdotados” tienen este interés por la lectura, ni tienen por qué leer a este nivel con 4 o 5 años o hacer esos cálculos matemáticos. No obstante, si un niño de 4 años es capaz de leer un libro sin enseñanza reglada previa, es un indicador clave para pensar, que tiene alta dotación intelectual.

Sus mediocres padres nunca se preocupan por ella y la obligan a mirar la televisión negándose a comprarle libros; además de dejarla sola todas las tardes. La tratan fatal y no valoran su capacidad, fijándose solamente en su hermano que es un niño mas “normal” en cuanto a desarrollo cognitivo intelectual. ( Disincronía externa – social, contexto sociofamiliar poco adecuado, infravaloración de la niña frente al niño incluso por los padres) Como siempre digo , la inteligencia se distribuye democráticamente, por tanto niños y niñas de todos los contextos socioculturales y etnias tienen, en la misma proporción, alta dotación intelectual, si bien, esta no se detecta y mucho menos se potencia, creándose el falso mito de que estos niños y niñas, los que si se detectan, son niños sobrestimulados si están en familias acomodadas ( que también puede darse en algún caso aislado) y no pueden ser superdotados o tener alta capacidad si son de alguna etnia determinada o si están en entornos desfavorecidos. En el caso de Matilda, no solo no la estimulan a aprender en casa, sino que ven con malos ojos que lea tanto o hable como un adulto considerándola una parlanchina insoportable.

Tiene unos padres que mas allá de valorar la cultura, consideran que los libros no sirven para nada , se dedican a engañar a otras personas en su trabajo a divertirse en el bingo o consumiendo programas basura en la TV. Estos casos también existen en la vida real. La alta dotación intelectual es innata, no se enseña, aunque si se debe proporcionar un contexto tanto escolar como familiar que favorezca el desarrollo de esa capacidad. La capacidad intelectual viene naturalmente y a veces puede desarrollarse el potencial incluso sin ningún tipo de apoyo parental. Una película que también pone de manifiesto esto es El indomable Will Hunting una vez más basándose en un perfil de caso muy excepcional. Ya sabemos que esta parte innata de los dones exige para alcanzar determinados niveles de excelencia y logro, una práctica deliberada en un campo en el que exista ya un conocimiento acumulado de capacidad efectiva e involucra a un mentor, maestro o entrenador que ofrezca orientación, y feed – back inmediato que pueda procesar el niño, o joven.

Mientras sus padres están fuera, Matilda comenzará a acudir a la biblioteca donde encontrará el fascinante mundo de la literatura: “Así que la joven mente de Matilda siguió creciendo, alimentada por las voces de todos aquellos autores que habían lanzado sus libros al mundo como barcos a la mar“. Esos libros dieron a Matilda un mensaje de esperanza: No estás sola”. (Indicadores primarios de alta capacidad, aprende a leer sola sin enseñanza reglada. Intereses determinados) Los niños y niñas con alta dotación intelectual aman aprender y a menudo tienen una variedad de intereses. Debido a esto, a muchos les encanta leer porque así satisfacen su necesidad de aprender y de adquirir constantemente información nueva. No obstante, otros niños altamente dotados, son muy selectivos con la temática que les gusta y aquellos que se decantan mas por las matemáticas o la ciencia pueden rechazar la lectura o lecturas que habitualmente se proponen en las escuelas o en los Departamentos de Lengua y Literatura de los IES. Estos alumnos suelen preferir otras lecturas en relación a las temáticas que más les interesan que pueden ser determinados deportes o juegos, matemática y lógica o ciencia. Estos niños y niñas con frecuencia superan el contenido mas infantil de forma temprana. A menudo, ven los libros infantiles como demasiado simplificados y optan por contenidos más avanzados que proporcionan mayor profundidad y complejidad a las áreas temáticas. A los cuatro años, Matilda lee Great Expectations en una semana y disfruta completamente. Aunque no entiende todo en los libros para adultos, entiende lo suficiente para apreciar, disfrutar y aprender de ellos. Estos libros también la desafían intelectualmente de una manera que los libros infantiles no pueden.

Su agradable maestra, la señorita Honey, pide que pasen a Matilda a una clase más avanzada, pero la pérfida directora, la señorita Trunchbull, se niega. (Suerte o desgracia de dar con determinado docentes y directivos. Aceleración mediante salto de cursos) He hablado mucho y escrito en este blog sobre las formas de aceleración del currículo y sus beneficios para determinados perfiles de niños con alta capacidad, en especial los perfiles de “superdotación”. Es fundamental resaltar aquí , en esta parte del argumento, la importancia que tiene el hecho de que el contexto cercano incluya al menos un adulto de referencia que apoye, a veces un mentor, ya sea de la familia o de fuera. Es difícil , de lo contrario, que sin ningún apoyo de este tipo y en un contexto desfavorecido una inteligencia por encima de la media innata, pueda desarrollarse adecuadamente y que esa persona pueda llegar a tener éxito en la vida, sin entrar en la complejidad y subjetividad que pueda tener este concepto de éxito. En el caso de este libro, tanto la bibliotecaria que itroduce a Matilda en el mundo de la literatura fantástica como la señorita Honey que anima a Matilda a aprender conceptos mas avanzados y cree en ella, son personas que mantienen el interés de aprender de la niña, que de lo contrario se puede desvanecer.

La señoríta Honey, con estrategias sencillas como ver qué es lo que cada niño sabe antes de empezar a enseñar ( evaluación inicial ) o propuestas a la dirección del centro de que la alumna esté en una clase mas avanzada, consigue dar una respuesta educativa mas adecuada a las necesidades de Matilda. Miss Honey le explica a Matilda: “Mientras estabas en mi clase no tenías nada que hacer, nada que te hiciera esforzarte. Tu enorme cerebro se estaba volviendo loco de la frustración. Estaba burbujeando e hirviendo como loco dentro de tu cabeza. Había una tremenda energía embotellada allí sin lugar a donde ir… Ahora estás compitiendo contra niños de más del doble de tu edad y toda esa energía mental está siendo usada en clase. Tu cerebro por primera vez está teniendo que luchar y esforzarse y mantenerse realmente ocupado, lo cual es genial ‘ Por otro lado se ve en el libro cómo la profesora da un libro sobre geometría a Matilda y la niña se queda muy pronto sumida en él mientras el resto de la clase aprende a deletrear. Esta práctica de dar libros mas avanzados o dejar leer a los niños al final de la clase mientras los demás terminan o aprenden conceptos que ellos aprendieron en mucho menos tiempo, es a veces no el mejor, pero si el único recurso que tienen los docentes en un aula de ratio elevada en la que deben atender a muchos niños todos distintos y algunos con otras necesidades educativas específicas. Aprovechando que estos niños y niñas mas dotados son autónomos y tienen capacidad de abstracción, y atención profunda e intensa cuando están interesados en un tema, suelen poner en práctica este “recurso”.

La maestra de Matilda, cree en ella, cuando le explica que no sabe muy bien como ha aprendido a multiplicar y que nadie la enseñó. A menudo se cuestiona esto en las escuelas puesto que se considera que si los niños ya saben leer o multiplicar antes de tiempo es porque detrás hay un padre o una madre que les está machacando a tareas escolares avanzadas, pero en casos de “superdotación” estos aprendizajes se producen de forma autónoma, a través de preguntas que hacen los niños o por estrategias que crean observando libros, o jugando con piezas u observando la realidad. A menudo, los niños superdotados no pueden explicar cómo saben algo; ni pueden entender por qué saben algo mientras que los demás no. Es también muy frecuente que lleguen a los resultados de los problemas sin seguir todos los pasos lo cual en muchas ocasiones se penaliza en la escuela. No obstante, también es importante enseñar esta secuencia y en parte obligarles a conocerla y seguirla, en especial en cursos mas avanzados como en la secundaria.

Una característica que aparece también bien reflejada en este libro es que estos niños y niñas , ante todo siguen siendo niños y a menos que inicies una conversación con ellos centrada en contenidos de su interés mas propios de adultos, puede parecer que son niños promedio de su propia edad cronológica, incluso si son tímidos, puede parecer que son torpes. “Lo bueno de Matilda fue que si la hubieras conocido casualmente y hubieras hablado con ella, hubieras pensado que era una niña de cinco años y medio de edad perfectamente promedio … A menos que por alguna razón hubieras iniciado una discusión con ella sobre literatura o matemáticas, nunca habrías sabido la extensión de su energía cerebral

En relación a los amigos, en la historia se ve cómo estos niños y niñas lo que necesitan es encontrar pares intelectuales afines. A veces son los adultos los que mas les interesan puesto que algunos pueden seguirles en sus conversaciones sobre temáticas concretas. La mayoría de las veces, pasa lo que en el cuento, que son queridos por sus compañeros de clase y tienen una o dos amistades muy cercanas. En la historia se puede observar como Miss Honey y Matilda hablan entre si mas o menos como iguales. Es interesante la capacidad de adaptación de la niña a la situación que se produce cuando visita la casa de la profesora y trata de no decir nada que pueda molestar a su compañera dándose cuenta de la delicadeza de la situación al percibir que las diferencias socieconómicas en las que vive Miss Honey, son notables.

A menudo estos niños son humildes , empáticos y, determinados perfiles aquellos que algunos autores llamaron (underground) tratan de pasar desapercibidos, especialmente las niñas. A veces no se entienden a si mismos o no saben que les pasa y por esto una de las mejores intervenciones es hablar sinceramente con ellos de su capacidad favoreciendo que se conozcan a si mismos y entiendan determinadas situaciones en las que se pueden ver envueltos. En este sentido en el pasaje de la página 214 la señorita Honey dice a Matilda: _“tu eres excepcionalmente precoz _¿Qué quiere decir eso? dice Matilda, _Pues un niño que muestra una inteligencia asombrosa muy pronto. Tu eres una niña excepcionalmente precoz. _¿Lo soy de verdad? . – Por supuesto que lo eres y debes saberlo… Fíjate las Matemáticas que sabes y lo que has leído…. _Supongo que tiene razón. La señorita Honey se asombró de la falta de vanidad y de la timidez de la niña. Mas adelante en otro diálogo me sorprende una frase muy parecida a una que a veces he repetido yo misma a algunos niños con alta dotación para que se entiendan (disincronía interna): Eres grande y pequeño a la vez . En la página 233 aparece este concepto así en boca de la profesora: _” Aunque pareces una niña , no lo eres porque tu mentalidad y tu capacidad de razonamiento parecen los de una persona completamente desarrollada. Así que supongo que podemos llamarte una niña adulta

A lo largo de la historia es importante resaltar los toques de “humor” que producen en lectura compartida o en solitario las risas de los niños ante las situaciones que genera la Trunchbul, docente que debería ser objeto de varios expedientes disciplinarios por parte de la inspección de esa escuela. Por otro lado es un libro que también puede arrancar alguna lágrima a los mas sensibles.

Os deseo unas Felices Fiestas y que el 2021 nos traiga todos los abrazos y besos perdidos.

http://educationaladvancement.org/12-lessons-about…/