CONSEJOS Y ESTRATEGIAS PARA PADRES de NIÑOS CON ALTO POTENCIAL.

“Los padres de los niños superdotados desean para sus hijos lo mismo que todos los padres desean para sus hijos: oportunidades para aprender todo lo que sean capaces, no más, pero tampoco menos” Gina Ginsberg.

En 1998 tuvo lugar el congreso “Respuestas Educativas para niños superdotados y talentosos” en Zaragoza que coordinó Antonio Sipán Compañé con la colaboración de Juan Carlos López y José Ramón Manzano y con ponencias de María Antonia Casanovas, Antoni Castelló, Francois Gagñé,  Cándido Genovard, Kurt Heller, Franz Mönks, Luz Pérez , Maria Dolores Prieto y Javier Tourón, entre otros expertos en el tema.

Revisando las Actas del Congreso que fueron editadas por la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía he dado con la comunicación de Silvia Sastre i Riba y Monserrat Domenech , sobre Estrategias para padres de niños superdotados que me parece de total actualidad después de casi 20 años y que puede ayudar a los padres. Reflexionando, veréis que, muchas pautas podrían aplicarse perfectamente a la educación de cualquier niño y otras no; y que muchas pautas podrían tenerlas en cuenta también los maestros. Os ofreczo aquí un extracto con consejos al final.

DSC_1682Hay que aclarar que la comunicación es del 1998 y utiliza mucho la palabra superdotado, diagnóstico, sujeto… si bien, además, está muy presente la corriente de investigación que diferencia a los niños superdotados del resto de niños de alta capacidad y/o talentosos.

“En nuestros días el estado de conocimiento de la superdotación se debe definir como de “malconocimiento”tanto en el colectivo social como en ciertos colectivos profesionales que directamente actúan, día a día, con estos niños, con las consecuencias que pueden de ello derivarse. Las investigaciones demuestran que, incluso entre el profesorado (Sastre y Acedera, 1998), se corrobora dicho mal conocimiento acompañado por una conciencia de “poca formación” para poder responder a unas necesidades educativas. Si nuestra sociedad quiere interactuar con estos sujetos que denominamos superdotados, debe partir del abono de ciertos clichés y estereotipos ( elitismo, falta de Einstein…) que han podido ir mas allá de lo establecido en virtud de su peculiar capacidad intelectual que se diferencia de la normalidad no solo en cantidad sino en la calidad de recursos y gestión cognitiva. Por tanto , el reconocimiento e interés actual debe estár fundamentado por un buen conocimiento de lo que es la superdotación, diferenciándola de otros estados cercanos, por ejemplo, el talento. A pesar de ello la paradoja consiste en que frente a este gran potencial humano, la sociedad actua a veces con gran indiferencia frente a él, otras con grave desprecio. Decenas de millares de niños y adolescentes superdotados se sientan en sus casas y en sus clases sin ser reconocidos, con sus necesidades inadmitidas e, incluso, malinterpretadas. Algunos de ellos están aburridos, otros esperan pacientemente que sus compañeros acaben o entiendan tareas y conceptos que ellos ya han adquirido años antes… en suma, espran también ser aceptados en su diferencia y poder cultivarla.”

“Los mas afortunados tienen unos padres que, conscientes de su situación, impulsan y dan soporte a sus particularidades; los menos afortunados hacen lo que está en sus manos, en silencio, pagando un alto precio sin entender el por qué de esta situación… A estas reflexiones hay que añadir otro dato no menos preocupante: el de las prácticas profesionales no siempre concordes con la realidad del estado. Muchos son los que, dadas las demandas de diagnóstico de algunos padres y profesores, aplican las mismas técnicas de la normalidad para diagnosticar un estado, la superdotación, del que tienen un conocimiento más que dudoso. Y no solo eso, sino que transmiten y actúan en función de ciertos estereotipos y mitos existentes que no corresponden con la realidad ( Hallagher & Kaufmann , 1994)

“Los padres de los niños superdotados tienen unas necesidades desde el impacto que produce en ellos el sospechar o conocer el estado de superdotación en su hijo y, antes de ello, la constante evidencia de conductas y razonamientos atípicos para su edad”

  1. Conseguir una buena evaluación de las habilidades del niño.
  2. Aceptar los términos del resultado de la evaluación.
  3. Decidir la apropiada educación de sus hijos.
  4. Soportar el stress financiero, incluso las familias de clase media -alta.
  5. Enfrentarse a la escasa comprensión y respuesta de la sociedad hacia estos niños.
  6. Saber responder a la alta sensitividad, intensidad y prefeccionismos de algunos niños.
  7. Enfrentarse a un posible y temprano “nido vacío” debida la extrema aceleración del niño.
  8. Desarrollar las propias aspiraciones versus la total dedicación en la crianza del niño.

(Silmermann &Kearney, 1989)

De entre las necesidades que tienen los padres, entresacamos tres de las mas relevantes:

  1. El sentimiento de inadecuación intelectual ante el hijo, sus intereses, preguntas y razonamientos.
  2. Conocer recursos que guíen la interacción.
  3. Los hermanos.

Ante ellas, los padres deben disponer de un conjunto de instrumentos que sirvan para elaborar las respuestas necessarias, configurando lo que se denomina estilos de “parenting” o conjunto de actitudes y formas de intervención que aplican. Dos grandes estilos de parenting han sido observados con niños superdotados.

El párenting “Espectativas positivas”: que se repite en el niño exitoso, y comporta la existencia de:

  • Padres y profesores, coordinadamente, interesados y conocedores de una direccionalidad apropiada en su educación.
  • Padres que han potenciado las posibilidades e intereses diferenciales del pequeño.

Son padres que emiten mensajes claros y en acuerdo entre ambos. Muestran actitudes positivas esperadas y reforzadas ante el alto rendimiento del hijo que acaban siendo internalizadas por éste. Los puntos clave a tener en cuenta son:

a) Importancia del estudio, aprendizaje y escuela.

b) Reto a la individualidad.

c) Reconocimiento de la necesidad de compaginar el primer punto con niveles de diversión y recreo.DSC_1772

El párenting “Ambivalente”: Suele acompañar a la superdotación no exitosa, consiste en:

  1. A veces los padres, dado el alto nivel del juicio y lenguaje que observan en sus hijos, les transfieren un nivel de poder de decisión por encima de lo esperado. Envolver al “superdotado” en las decisiones del adulto le provee de poder sin sabiduría que comporta un gran conflicto entre él y los padres que compiten por un poder que les han cedido demasiado pronto y tratan de recobrar demasíado tarde.
  2. El niño “cornucopia” ( Baldwin,1998) al que se le ha concedido todo, fruto de la superindulgencia, adquiere un inapropiado sentido del poder. Le da un sentido de control sobre sus padres y la creencia de que tiene derecho a tener lo que desea.

Se recomienda especialmente:

NO enviar dobles mensajes, o sea, dos mensajes contradictorios dados por uno de los padres ( por ejemplo, “esto esta muy bien, pero no eres un superdotado”) o mensajes opuestos entre los dos padres.

NO transmitir una verdad a medias, ocnsistente en un mensaje en parte verdad, en parte falso, que genera mala interpretación del niño.

“La alta incidencia del estio de “parenting” en la superdotación y sus consecuencias conducen a sugerir una serie de consejos a seguir que no agotan todas las recomendaciones a hacer, ni todos los tipos de familia a considerar pero si orientan hacia un estilo positivo de afrontar y potenciar la superdotación de los hijos. Partimos, en cualquier caso, de un diagnóstico eficaz del estado, es decir sin dudas del estado intelectual del sujeto”.

CONSEJOS PARA PADRES DE “SUPERDOTADOS” PARA UN PÁRENTING EXITOSO:

  • SU HIJO “SUPERDOTADO” ES TODAVÍA UN NIÑO. No importa cuan superior sea su intelecto, las necesidades de un niño de 10 años son todavía las de 10 años. Necesita amor pero control; atención, pero disciplina; ser entrenado en la responsabilidad y autondependencia.

 

  • ANIME A SU HIJO A ADOPTAR RIESGOS INTELECTUALES Y A IR UN POCO MÁS ALLÁ, PERO NO LE “EMPUJE”. Los superdotados conocen sus propios límites y se motivan a ´si mismos. La presión parental genera, a menudo, una cerrazón del niño en si mismo. Hay una fina línea entre el “animar” y el “presionar”, lo cual marca la diferencia entre el “ser feliz y productivo” y ” ser infeliz y fracasado”.

 

  • PREMIE A SU HIJO POR SU ESFUERZO Y PERSEVERANCIA. Su ansiedad por alcanzar metas necesita un constante soporte y ánimo. Sosténgalo en sus esfuerzos de aprendizaje, necesita ayuda y guía también.

 

  • ESCUCHE A SU HIJO. PRÉSTELE ATENCIÓN.  Su curiosidad le empuja a poner cuestiones, su mente aguda necesita respuestas. Su intelecto necesita alimento y estimulación, provéale el acceso a fuentes educativas como libros,revistas, enciclopedias, fuentes de internet…

 

  • DELE SOPORTE en su intento por lograr sus pasiones e intereses. No le fuerce hacia aspeiraciones inalcanzables  o hacia las de los padres). Déjele aspirar a que sea lo que desea ser, no lo que usted desea que sea.

 

  • RECUERDE QUE ES UN SER HUMANO. Déjele vivir como uno de ellos. Su mente no debe trabajar cada minuto del día, continúo estando estimulada cuando juega, lee, sueña o mira la TV.

 

  • LLÉVELO A MIRAR LIBRERÍAS, BIBLIOTECAS, MUSEOS, GALERÍAS DE ARTE, EXHIBICIONES CIENTÍFICAS. Recuerde que suele tener un amplio abanico de intereses.

 

  • DÉJELE TENER HOBBIES PROPIOS.

 

  • NO LE COMPARE NUNCA CON OTROS COMPAÑEROS. No le singularice por ser superdotado. Causa celos, resentimiento y alienación entre los niños. Provoca que el superdotado se sienta responsable de responder a esta imagen siempre, en todo momento. Cada niño es único y especial según el mismo.

 

  • DISCIPLÍNELO COMO LO HARÍA SI NO FUERA ALTAMENTE CAPACITADO. Enséñele lo correcto y lo equivocado. La superdotación no es escusa para un comportamiento indisciplinado o inaceptable.

 

  • RECUERDE QUE TAMBIÉN USTED ES HUMANO, que necesita vivir su vida. Necesita ayuda, guía, soporte y comprensión para poder afrontar la crianza de su hijo con necesidades especiales. Disfrute de su hijo.

 

  • ANÍMELE A SER ORIGINAL y DESARROLLAR UN TRABAJO CREATIVO.

 

  • RESPETE AL NIÑO Y SU CONOCIMIENTO, que a veces puede ser mejor que el suyo e impaciente con la autoridad. No presuma de su autoridad como padre, excepto en períodos de crisis.

 

  • DADO QUE A VECES SON IMPACIENTES CON LAS CONVENCIONES, EXPLÍQUELE CLARAMENTE SU SENTIDO DE VENTAJA SOCIAL.

 

  • AYÚDELE A DESARROLLAR HABILIDADES Y ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE, no sólo a corto plazo sino también referidas a proyectos y responsabilidades propias, familiares o comunitarias.

 

  • DE SEGURIDAD respecto a problemas adultos que percibe sagazmente, como : sexo, muerte, enfermedad, finanzas, guerras, futuro… su falta de experiencia les impide poder actuar sobre ellos, a pesar de percibirlos diáfanamente.

 

  • Entre HERMANOS si hay mas de un superdotado, de a ambos las mismas oportunidades. Si el superdotado es el hijo menor, no restrinja lo que le pida, genera en él incomprensión, y en el hermano mayor baja estima, al no poder responder igual al menor, a pesar de todo.

 

Por último destaco este ÚLTIMO CONSEJO está sacado de una pequeña parte del artículo “Educación de los alumnos con sobredotación intelectual” Juan A. Alonso. Publicado por el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados de España en Octubre de 2003.  Destaco esta parte, porque muchos padres nos preguntan ¿Debe conocer un niño si es superdotado? “Desde luego que si.  Primero porque ellos son conscientes de su diferencia, y el sentirse diferente hace que en muchas ocasiones se sientan inferiores. Todos debemos de ser conscientes de nuestras cualidades y defectos. De las primeras, para poder valernos y mejorarlas, y de las segundas, para tratar de corregirlas. Al niño superdotado se le debe explicar que significa, ser mas inteligente: aprender más rápido, aprender de otra manera, no tener ciencia infusa, que es una diferencia que tenemos las personas pero que por muy inteligente que una persona sea requiere su esfuerzo y sacrificio. Por otro lado, la inteligencia, como todo en la vida, tiene su lado malo y su lado bueno: es buena porque te ayuda a saber y ver cosas que a otros les pasa desapercibidos; pero el lado negativo, es que a veces  ven cosas que  anivel afectivo no son capaces de asimilar por lo cual en ocasiones sufren más y se encuentran solos. Por otra parte y a nivel mas práctico, si el niño va a llevar en la escuela un programa curricular diferenciado es necesario que sepa por qué. Como ya hemos dicho anteriormente aquel que se cree diferente, termina por pensar que es inferior disminuyendo su autoconcepto.” 

También pueden leer sobre este último consejo en: Javier Tourón

Espero , como siempre, que este artículo pueda ayudar a los menores, a sus familias, a los orientadores y a los docentes.

Os deseo unas felices vacaciones de verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s